Razones para usar algodón orgánico *** Reasons to use organic cotton

[[Razones para usar algodón orgánico *** Reasons to use organic cotton]]

A menudo se confunden los adjetivos natural y ecológico, empleándose como sinónimos, cuando no es que tengan significados diferentes sino opuestos. Decir que un algodón es 100% natural, para nada significa que sea ecológico u orgánico, sino simplemente que proviene de una planta y está exento de mezcla de otras fibras. Así, A NO SER QUE SE INDIQUE EXPRESAMENTE QUE UN ALGODÓN ES ORGÁNICO ¡POR MUY NATURAL QUE SEA! TENEMOS QUE CONSIDERARLO COMO ALGODÓN CONVENCIONAL, es decir, producido mediante sistemas de cultivo intensivos y métodos de procesamiento contaminantes. Como veremos, desde el punto de vista ético y medioambiental es una de las fibras más problemáticas que existen, lo que nos lleva a emplear únicamente algodón orgánico pra nuestras creaciones textiles.

 
IMG_20150405_134329
 

*** SOCIEDAD *** LA INDUSTRIA DEL ALGODÓN AFECTA A MÁS DE 100 MILLONES DE CAMPESINOS Y PROCESADORES, MUCHOS DE LOS CUALES SUFREN SITUACIONES DE EXPLOTACIÓN LABORAL Y SEMI ESCLAVITUD. Una situación que es alentada por el Modelo de Consumo de Usar y Tirar, fomentado por las grandes marcas (multinacionales), quienes se aprovechan de los bajos costes salariales, la deslocalización productiva y la escasa legislación laboral de países del entorno asiático, africano y americano. Y aunque estos atropellos vienen siendo denunciados por periodistas responsables y organizaciones de derechos humanos hacia un cambio de Conciencia Global capaz de detener el modus operandi de los gigantes del textil, la realidad de los hechos es que la mayor parte del algodón mundial aún se produce bajo esquemas laborales nada respetuosos con los trabajadores, campesinos y pobladores locales.

Por el contrario, el algodón orgánico, además de garantizar unas condiciones de cultivo respetuosas con el medio ambiente, está ligado a PRODUCCIONES RESPONSABLES QUE VELAN POR LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS IMPLICADAS A LO LARGO DE TODA LA CADENA DE PRODUCCIÓN, respetando jornadas laborables dignas, eliminando los abusos propios de la intermediación comercial y, en general, salvaguardando los derechos humanos.


*** ECONOMÍA *** Gran parte de los agricultores de algodón han sido arrastrados a un camino de no retorno, falsas esperanzas y relaciones de dependencia dominadas por prestamistas, multinacionales, organismos internacionales, caciques locales, proveedores de insumos e intermediarios. Un entramado de relaciones de poder que lleva a muchas personas a entrar en UN CÍRCULO VICIOSO, QUE LES OBLIGA A ABANDONAR SU ACTIVIDAD TRADICIONAL Y A CULTIVAR ALGODÓN DE MANERA INTENSIVA, substituyendo la valiosa Biodiversidad de sus semillas tradicionales por algodón transgénico (Bt), viéndose obligados a la compra periódica de paquetes tecnológicos de semillas patentadas y de insumos petroquímicos. Por no hablar del destino internacional de sus cosechas a precios impuestos ¡ínfimos! que les impiden salir del círculo de la pobreza.

Por el contrario, el algodón orgánico, especialmente el que es producido en el marco de proyectos de comercio justo, se cultiva mediante MODELOS PRODUCTIVOS RESPONSABLES QUE ABOGAN POR RELACIONES COMERCIALES EQUITATIVAS Y HORIZONTALES, garantizando precios justos, apoyando las economías locales, y recuperando métodos tradicionales de cultivo favorecedores de la fertilidad de la tierra y la biodiversidad algodonera.


*** ECOLOGÍA *** LA MAYOR PARTE DE LA PRODUCCIÓN MUNDIAL DE ALGODÓN SE LLEVA A CABO POR MEDIO DE MONOCULTIVOS DEPENDIENTES DE INSUMOS PETROQUÍMICOS, es decir, toda suerte de sustancias tóxicas y contaminantes (fertilizantes, herbicidas, pesticidas, plaguicidas y otros agroquímicos). Un modelo altamente dependiente de un recurso tan escaso como el agua, que está siendo sobreexplotado y contaminado a gran escala, afectando a los ecosistemas circundantes y a la salud de las personas, mermando las posibilidades de desarrollo de las poblaciones locales. Por no hablar de los efectos que ocasiona la intromisión de los organismos genéticamente modificados, ni de la interminable lista de impactos medioambientales quote genera la producción de algodón convencional.

De forma alternativa, EL ALGODÓN ORGÁNICO SE CULTIVA DE ACUERDO A MÉTODOS DE CULTIVO SOSTENIBLES basados en el uso racional del agua, la defensa de la biodiversidad, el manejo ecológico de plagas y el respeto a la fertilidad de la tierra, garantizando la salud de trabajadores y consumidores, así como el correcto funcionamiento de los ecosistemas con los que interactúan estos cultivos.


*** SALUD *** El uso indiscriminado de sustancias químicas durante el cultivo, procesos primarios, hilado, teñido y tejido, hace del algodón convencional UN VEHÍCULO DE TOXICIDAD, TANTO PARA LOS TRABAJADORES QUE LO MANIPULAN Y LAS POBLACIONES CIRCUNDANTES, COMO PARA EL CONSUMIDOR FINAL, cuya piel responde con toda suerte de alergias, sensibilidades y enfermedades. (*Véanse los trabajos del prestigioso catedrático Dr. Nicolás Olea, quién nos alerta sobre esta realidad y la forma en que estos efectos pernicionsos sobre nuestra salud están siendo negados de forma sistemática e irresponsable). Con el agravante de que cada temporada las plagas se hacen más resistentes, lo que lleva a las transnacionales a desarrollar químicos cada vez más agresivos de efectos impredecibles e irreversibles.

Sin embargo, el algodón orgánico, no sólo garantizas la salud de las poblaciones locales, trabajadores y procesadores (a lo largo de toda la cadena de producción), sino que, de cara al consumidor final, CARECE DE SUSTANCIAS PERJUDICIALES PARA NUESTRA PIEL, PERMITIENDO QUE “RESPIRE” Y VENTILE ADECUADAMENTE, resultando más suave que el convencional y proporcionando una agradable sensación de bienestar. Ventajas especialmente valoradas en textiles para bebés y pieles sensibles.

Todo este cúmulo de efectos perniciosos, nos lleva a emplear únicamente algodón orgánico certificado producido de acuerdo a criterios de sustentabilidad, hábito que se está imponiendo en el ámbito del Consumo Responsable, incentivando cada día a más empresas a comprometerse con el cuidado del medioambiente y con el bienestar de las personas. Un cambio de tendencia que, aunque todavía minoritario, está llevando a miles de consumidores a replantearse sus pautas de consumo, INTERESÁNDOSE POR LA TRAZABILIDAD E IMPLICACIONES ÉTICAS, ECOLÓGICAS Y ECONÓMICAS DE LOS PRODUCTOS QUE CONSUMEN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>